miércoles, 12 de julio de 2006

Sony retira en Holanda una campaña considerada 'racista'


AGENCIAS
12 de Julio de 2006

La multinacional Sony ha anunciado la retirada de su campaña para la última y nueva versión en blanco de su consola PlayStation. La compañía ha hecho pública una disculpa por el anuncio, que muchos tacharon de racista.

“Llega la Playstation Portable Blanca”. Con esta leyenda llegaba a las vallas publicitarias la nueva campaña para la última versión de la popular consola. Anuncios que mostraban, junto al texto, la imagen de una mujer blanca (vestida del mismo color) agarrando de forma agresiva la cara de una mujer negra.

Sony ha explicado que la campaña, dirigida únicamente al mercado holandés, pretendía acentuar el contraste de color entre la existente PSP negra y la nueva versión de la consola, de acabado blanco cerámico.

A pesar de las explicaciones, la campaña ha suscitado las críticas del asambleísta californiano Leland Yee, la Asociación Nacional por el Avance de la Gente de Color (NAACP) y un proyecto educativo por los derechos civiles de la juventud llamado Sojourn to the Past.

Las críticas condenaron el uso de una imagen racista para vender un producto, algo que en palabras de los detractores de la campaña, recordaba a un tiempo en el que los negros eran retratados como simples juglares u objeto de burla.

“Reconocemos que el tema de una imagen en concreto pueda haber molestado en algunos países a los que la campaña no ha llegado de forma directa. Por ello la hemos retirado”, manifestó Sony, que además ha eliminado la imagen de su web holandesa para la PSP, al tiempo que se ha disculpado con todos aquellos a los que el anuncio pueda haber ofendido.

“Me alegra ver que Sony se ha responsabilizado y ha retirado el anuncio del mercado”, afirmó Yee, que ha encabezado una legislación estatal encaminada a prohibir los juegos con exceso de violencia y contenido sexual a los menores.

A finales del pasado año Sony hizo estallar la controversia en Estados Unidos con anuncios para la PSP que simulaban estar pintados con spray y tenían todo el aspecto de graffitis callejeros. En aquella ocasión la campaña presentaba a un grupo de niños que hacían cosas muy diversas con sus Playstations: desde usarlas a modo de patinete a chuparlas como si fueran helados.

Lo que está claro es que cada una de las polémicas campañas para su producto estrella le ha reportado a Sony un incalculable valor extra del lado de la blogosfera, en la que se mueven millones de usuarios de todo el mundo que comentan y hacen circular indiscriminadamente los anuncios de la compañía.
Publicar un comentario

Facebook